TAMIZ OFTALMOLÓGICO, ACCIÓN CLAVE QUE EVITA CEGUERA EN BEBÉS PREMATUROS