EL DOLOR DE ESPALDA BAJA PUEDE SER SÍNTOMA DE LA ESPONDILITIS ANQUILOSANTE